Contáctenos

Economía

Empeoran las expectativas del mercado financiero sobre la economía argentina

Publicado

el

Los bancos y consultoras que encuesta el Banco Central vuelven a ver mayor inflación y peor caída del PBI en 2019.

Los bancos y consultoras que encuesta el Banco Central elevaron sus pronósticos de inflación para 2019 hasta el 40,3% y señalaron que la caída de la economía será más pronunciada que la prevista el mes pasado, con un descenso del 1,5%.

Así lo informó este martes el Banco Central al dar a conocer su Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM). Sin mirar la película de todo el año, la comunicación oficial señaló que hay algunos datos optimistas.

“Los analistas esperan un sendero decreciente para la inflación en los próximos meses. Luego de conocerse el dato de inflación de abril, revisaron a la baja sus expectativas de inflación para mayo a 3% y para los próximos doce meses a 31% (-0,4 punto menos)”, dijo la entidad.

Los especialistas estiman que la inflación de mayo habría sido de 3% mensual, es decir, 0,2 punto porcentual respecto del relevamiento anterior. Se trata de una tasa de variación inferior a la registrada en promedio durante el primer cuatrimestre del año, que fue del 3,7% mensual. Tras esto, el mercado espera que la inflación descienda hasta 2,1% en noviembre.

Los participantes del relevamiento subieron sus pronósticos mensuales para el período julio-septiembre con correcciones de 0,1 punto porcentual por mes respecto al relevamiento previo.

Para el 2019, los participantes del REM estiman la inflación del 40,3% para el nivel general y 40,5% para la medición núcleo. Así, ajustaron al alza en 0,3 punto porcentual y 0,4 punto con respecto al REM de abril.

Para 2020, la expectativa de inflación de los analistas se ubicó en 26,1% interanual, es decir 0,9 puntos más que en la consulta previa para el nivel general y en 24,8% para el núcleo, por lo que hubo un alza de 0,5 punto.

Para 2021, las previsiones de inflación de los analistas del REM se elevaron a 19,1% interanual para el nivel general de precios y a 18,1% para el componente núcleo (0,1 punto por encima del relevamiento previo en ambos casos).

Los analistas del REM prevén una caída del Producto Interno Bruto (PIB) real para 2019 de -1,5% (-0,2 punto con relación al -1,3% que pronosticaban en abril) y redujeron el crecimiento previsto para 2020 a 2% (antes 2,2%), en tanto que sostuvieron la expectativa de expansión para 2021 en 2,5%.

Asimismo, redujeron sus expectativas de variación trimestral (sin estacionalidad) del PIB a precios constantes para el primer trimestre de 2019 (de 0,4% a -0,2%), pero elevaron lo esperado para el segundo trimestre (de 0,8% a 1,0%) y para el tercer trimestre (de 0,3% a 0,4%).

Los participantes del REM elevaron sus proyecciones sobre la tasa de interés de política monetaria. Para junio estiman una tasa promedio de Letras de Liquidez en pesos de 69% (+1,7 p.p. respecto del REM de abril) y un sendero descendente hasta alcanzar 55% en diciembre de 2019 (+5 puntos respecto de la encuesta previa).

En lo que respecta a la proyección del tipo de cambio nominal los analistas esperan un valor promedio para junio de $45,8 por dólar (+$0,2 por dólar respecto del REM previo), con un sendero creciente hasta alcanzar un valor en diciembre de 2019 de $51,0 por dólar (-$0,2 por dólar que en la encuesta previa).

Por último, los participantes proyectaron un déficit fiscal primario para 2019 de $100 mil millones ($4,4 mil millones adicionales de déficit, respecto del REM último) y un superávit de $123 mil millones para 2020 (-$18 mil millones en relación con la encuesta previa).

 

Fuente: Via Pais

 

Seguí Leyendo
Clic para Comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Economía

Alerta jubilados: el Gobierno quiere que los beneficiados con moratorias pasen a ser titulares de planes sociales

POLEMICO PROYECTO. Los jubilados que accedieron al beneficio mediante las moratorias implementadas por le kirchnerismo, podrían perder su estatus para convertirse en beneficiarios de planes sociales.

Publicado

el

Foto: Ilustrativa

El Gobierno estudia pasar a los jubilados que accedieron por moratorias a beneficiarios de planes sociales, según señaló una alta fuente de la Casa Rosada. “Esta iniciativa forma parte de la decisión del presidente (Javier) Milei de terminar con todas las injusticias heredadas”, señalan en el entorno del primer mandatario.

La iniciativa que analiza el Gobierno deberá pasar por el Congreso, dado que las moratorias anteriores fueron dispuestas por leyes parlamentarias.

Según la evaluación oficial, las casi 4 millones de personas que se jubilaron en las distintas moratorias sin haber completado los aportes llevaron a que se desfinanciara el sistema previsional. Y consideran que es una injusticia que resten recursos a aquellos que aportaron durante toda su vida laboral.

En medio de la aceleración inflacionaria, los jubilados fueron uno de los sectores que más ingresos perdieron, con una caída del orden de 30% en los últimos meses (en valores reales), de acuerdo con estimaciones privadas.

Las alternativas que están analizando en áreas de Gobierno contemplan no dejar a los jubilados que llegaron por moratorias sin asistencia, sino pasarlos a un sistema de subsidios relacionados a los planes sociales.

Se calcula que en la actualidad hay más beneficios otorgados por moratorias (3,6 millones) que beneficios otorgados por haberse cumplido con la totalidad de los aportes regularmente requeridos (3,2 millones).

Para dimensionar la importancia de la medida, el pago de jubilaciones y pensiones representa casi el 40% del total del gasto público. El denominado Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) representó el año pasado un gasto equivalente a 7,2% del PBI, según datos de IDESA.

Con datos a 2019, es decir antes de la pandemia, puede observarse que los aportes salariales financiaban sólo 55% del sistema jubilatorio, el resto proviene de impuestos y transferencias del Tesoro. Las últimas estimaciones arrojan que existen 1,8 trabajadores aportando por cada persona que cobra un haber, cuando se considera que deberían ser por lo menos tres para que el sistema se autofinancie.

El SIPA está concebido como régimen general. Pero en su interior operan regímenes especiales con beneficios superiores y regímenes diferenciales con menor edad de retiro, señala IDESA.

En paralelo al Sistema Integrado Previsional Argentino, y con escasa articulación, operan 13 cajas provinciales, 29 cajas municipales, 82 cajas de profesionales, 2 cajas de bancos públicos y cajas complementarias. En general, las cajas que no pertenecen al SIPA tienen reglas más beneficiosas y, dentro de ellas, también hay regímenes especiales. La suma da como resultado cerca de 240 regímenes que pagan unos 10 millones de jubilaciones y pensiones.

Seguí Leyendo

Economía

Jubilaciones: el Gobierno oficializó los nuevos haberes mínimos y máximos que regirán desde marzo

El Ejecutivo especificó los nuevos montos que regirán tras el aumento del 27,18% en la movilidad.

Publicado

el

Las jubilaciones suben un 27,18% desde marzo. Foto: NA

El Gobierno oficializó este jueves los nuevos haberes mínimos y máximos que percibirán los jubilados desde marzo, luego del aumento en la movilidad del 27,18%, mediante la Resolución 39/2024 publicada en el Boletín Oficial.

El documento oficial firmado por Mariano de los Heros, quien asumió el cargo de director ejecutivo de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) tras la salida de Osvaldo Giordano, estableció en sus artículos 1° y 2° que la jubilación mínima pasará de $105.713 a $134.445,3, mientras que la prestación máxima, trepará de $711.346 a $904.689,54.

A dichos montos, se le debe restar el aporte del 3% que se descuenta para financiar al PAMI, lo que hace caer el haber mínimo a $130.412 y el máximo a $854.441,53. Pero a la jubilación mínima se le suma el bono de $70.000 anunciado por el Ejecutivo, por lo que asciende hasta los $204.445,30.

En cuanto a los jubilados que cobren por encima de la mínima pero tengan haberes inferiores a $204.445 pesos recibirán un bono proporcional hasta alcanzar ese monto. Al respecto, desde ANSES precisaron que “por ejemplo, un jubilado con un haber de $164.445 pesos recibirá un bono de $40.000, alcanzando de esta forma los $204.445”. En tanto que aquellos que perciban una jubilación que supere los $204.445, no cobrarán el bono.

Con los nuevos valores, los haberes mínimos tendrán una pérdida del poder de compra del 33% en relación a marzo del año pasado. Mientras que en el caso de que no cobren el bono, el perjuicio será mayor al evidenciar una pérdida del 44% en un año..

En la norma también se determinó que las bases imponibles mínima y máxima serán de $45.281,15 y $1.471.616,10 respectivamente, a partir del período devengado marzo de 2024.

Al mismo tiempo, se fijó el nuevo valor de la Pensión para Adultos Mayor(PUAM), el programa dirigido a personas mayores de 65 años que no reúnen los 30 años de aportes requeridos para tramitar la jubilación ordinaria, que será de $107.556,24 desde marzo. Con los $70.000 del bono de refuerzo, el monto a cobrar escala a un total de $177.557.

Además, también se actualizó el valor de la Prestación Básica Universal (PBU) que desde el mes entrante ascenderá a $61.502,69.

Seguí Leyendo

Economía

Ya tiene fecha el nuevo aumento en el precio de los combustibles

MAS CARO. Todo indica que la semana cerrará con un nuevo incremento en las pizarras de las estaciones de servicio.

Publicado

el

Foto: Ilustrativa

Los precios de los combustibles volverán a subir esta semana, cuando se aplique una nueva actualización del impuesto a los combustibles líquidos, como definió la AFIP por pedido del Ministerio de Economía. Según cálculos privados, el impacto final en los precios de surtidor sería de 3%, aproximadamente, a nivel nacional. Sin embargo, se espera que las empresas apliquen una suba adicional para trasladar el aumento de sus costos y para recomponer rentabilidad.

El impuesto a los combustibles líquidos y al dióxido de carbono (ICL e IDC) subirá 51% el próximo viernes, el primer día de marzo. “En naftas, eso implica una suba promedio de $26 por litro a nivel país, pero que será mayor en las zonas centro y norte, donde no hay exenciones impositivas. En gasoil, la suba del impuesto es de $21 por litro”, dijo la economista Patricia Charvay, de la consultora Economía y Energía.

En la Ciudad de Buenos Aires (CABA), el aumento en surtidor por la actualización de los impuestos sería de 4,4%, según cálculos del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf). “El 1° de marzo, el incremento del impuesto de monto fijo sube $33, que eleva el tributo desde $65 por litro a $98 en CABA; es decir, una suba del 50%. Considerando el precio de un litro de nafta súper en CABA, esta actualización del tributo (bajo el supuesto de traslado pleno) implicaría pasar de un valor de $750 a $783, lo que significa una suba de 4,4%”, dijeron.

Además de la actualización del impuesto, las empresas petroleras podrían aplicar un aumento mayor para trasladar el alza de sus costos. Si bien los precios de los combustibles subieron 6,5% el 1° de febrero pasado, las empresas dijeron que se debió íntegramente a la actualización del impuesto a los combustibles y al aumento de los costos de los biocombustibles. “En realidad, en febrero estamos -2% abajo”, dijeron en YPF, haciendo referencia a la devaluación mensual del tipo de cambio oficial, que no se trasladó al surtidor.

A principio de mes, el Gobierno “descongeló” el tributo que grava a los combustibles, que estaba sin modificación desde julio de 2021 y que debe actualizarse cada tres meses, tomando como cálculo la variación de la inflación acumulada en ese período. El Gobierno aplicó una suba por el atraso de 2021 y 2022, y difirió para los próximos meses los aumentos que correspondían a la inflación de 2023.

Las empresas refineras trasladaron la actualización impositiva al valor final del surtidor y aplicaron una suba adicional de dos puntos porcentuales por el aumento del bioetanol y el biodiesel, que se usa como corte en la producción de nafta y gasoil, respectivamente.

Hasta ese lunes, los precios de YPF en CABA son: la nafta súper, $744; la nafta premium, $918; el gasoil súper, $784, y el gasoil premium, $998.

Los precios de los combustibles aumentaron 86% desde que asumió Javier Milei, repartido en tres incrementos de 38%, 27% y 6,5%. La suba tan pronunciada en poco tiempo se explica por el incremento de las dos principales variables que inciden en los costos de las empresas refinadoras: el tipo de cambio, ya que los contratos están dolarizados, y el valor del barril de petróleo.

En diciembre, el Gobierno no solo aplicó una fuerte devaluación de 56% de la moneda, sino que también dejó de presionar sobre el precio interno del barril de petróleo que se comercializa en el país y que era más barato que el internacional. De esta manera, el sector comenzó a acomodar los costos internos al nuevo contexto de liberalización de mercado.

El año pasado, mientras las productoras de petróleo vendieron sus barriles en el mercado interno a las refinerías a un precio promedio de US$61, el valor de exportación fue US$72, acorde con la cotización promedio del Brent, que se toma de referencia en el país. Se trató de una brecha de 18%, que las dos partes del sector privado (downstream y upstream) buscarán cerrar este año.

Seguí Leyendo

Clima Sunchales

Sunchales
Slight rain showers
Chaparrones
27°C
Apparent: 29°C
Presión: 1012 mb
Humedad: 99%
Viento: 6 km/h E
Ráfagas: 15 km/h
Indice UV: 0
Salida del Sol: 6:56 am
Puesta de Sol: 7:40 pm
 
Publicidad

Tendencia