Contáctenos

Economía

La industria trabajó al 61,6 por ciento de su capacidad en abril

Publicado

el

El Indec informó una nueva caída interanual en la utilización del potencial de producción. El sector automotor opera al 37,6 por ciento.

La utilización de la capacidad instalada bajó al 61,6 por ciento en abril, frente al 67,6 por ciento de igual mes del año pasado, en línea con una caída del 8,8 por ciento en la actividad, informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

En la medición mes a mes, el nivel de utilización de la capacidad instalada de abril estuvo por encima del 58,8 por ciento de la de marzo, también en línea con la suba del 2,3 por ciento en el nivel de actividad.

Los bloques sectoriales que presentaron en abril niveles de utilización de la capacidad instalada superiores al nivel general fueron: industrias metálicas básicas, 82 por ciento, refinación del petróleo, 72,1 por ciento; sustancias y productos químicos, 70,5 por ciento; papel y cartón, 68,4 por ciento; y productos minerales no metálicos, 67,2 por ciento.

En tanto, los rubros que se ubicaron por debajo del nivel general de la industria fueron: productos alimenticios y bebidas, 60,7 por ciento; edición e impresión, 59,8 por ciento; productos del tabaco, 58,6 por ciento; caucho y plástico, 51,5 por ciento; textiles, 49,5 por ciento; la industria metalmecánica, 46,7 por ciento; y la industria automotriz 37,6 por ciento.

El menor nivel de utilización del bloque de productos alimenticios y bebidas, se explica principalmente por la baja registrada en la elaboración de bebidas gaseosas, aguas y sodas, y productos lácteos.

El bloque de sustancias y productos químicos trabajó al 70,5 por ciento en abril de 2019, inferior al registrado en abril de 2018 (72,4 por ciento), como consecuencia de la menor producción de detergentes y jabones, agroquímicos, materias primas plásticas y químicos básicos.

Los productos minerales no metálicos registraron, en abril de 2019, un nivel de utilización de la capacidad instalada de 67,2 por ciento, inferior al de abril de 2018 (74,2 por ciento), como consecuencia principalmente de la menor fabricación de vidrio, cemento, artículos sanitarios de cerámica, pisos y revestimientos cerámicos y ladrillos huecos.

La industria metalmecánica excepto automotores evidencia en abril de 2019 un nivel de utilización de la capacidad instalada de 46,7 por ciento, inferior al del mismo mes de 2018 (55,4 por ciento), a partir de la menor actividad de los fabricantes de maquinaria agropecuaria y de bienes de consumo durable, en particular, la línea blanca.

Insumos

Por otra parte, las ventas de insumos para la construcción cayeron 12,9 por ciento en mayo de este año en relación a igual mes del 2018, de acuerdo con el índice Construya.

En cambio, al comparar con abril, los volúmenes despachados en marzo registraron un aumento de 5,64 por ciento desestacionalizado. En los primeros cinco meses del año el índice elaborado por las empresas proveedoras de insumos para la construcción, acumularon n descenso de 16 por ciento en comparación con el mismo período del año anterior.

El índice mide la evolución de los volúmenes vendidos al sector privado de los productos que fabrican las empresas que conforman el Grupo Construya.

Lo integran ladrillos cerámicos, cemento portland, cal, aceros largos y carpintería de aluminio.

 

Fuente: La Capital de Rosario

 

Seguí Leyendo
Clic para Comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Economía

El Gobierno redujo los topes de ingresos para percibir asignaciones familiares

A partir de ahora los límites de ingresos no serán actualizados en base al piso del Impuesto a las Ganancias.

Publicado

el

Foto: El Gobierno redujo los topes de ingresos para cobrar asignaciones familiares.

El Gobierno redujo los topes de ingresos para cobrar las asignaciones familiares y determinó que las actualizaciones en los límites no estarán más atadas al piso del Impuesto a las Ganancias, a través del decreto 194/2024 publicado este lunes en el Boletín Oficial.

De esta manera, el Ejecutivo avanzó con modificaciones a la Ley 27.160 de Asignaciones Familiares estableciendo que “la movilidad se aplicará al monto de las asignaciones familiares y a la actualización de los límites y rangos de ingresos del grupo familiar que determinan el cobro, en los casos en que corresponde su utilización”.

Un año atrás, durante la administración de Alberto Fernández, se había determinado que el tope de ingresos de las Asignaciones Familiares estaría igualado con el piso del Impuesto a las Ganancias, por lo que “ante cada actualización que tenga el piso por el cual se comienza a tributar el Impuesto a las Ganancias, también se actualizará el tope hasta el cual se perciben las Asignaciones Familiares”, se había indicado en su momento.

Los cambios introducidos producen una reducción notoria de los topes de ingresos, pasando de $1.980.000 a $1.077.403 en el caso del límite individual, mientras que para el tope máximo familiar, la merma es de $3.960.000 a $2.154.806.

En el documento oficial se especificó que el nuevo límite de ingresos “comprende la actualización prevista en la Ley N°27.160 y sus modificaciones, en concepto de la movilidad que resulte corresponder para el mensual marzo de 2024″.

Además, se aclaró que “el nuevo límite de ingresos del grupo familiar que determina el cobro de las Asignaciones Familiares se calculó al aplicar la movilidad correspondiente al mes de diciembre de 2023 y la establecida para el mes de marzo de 2024 sobre el valor correspondiente al mes de septiembre de 2023”.

El decreto también derogó el artículo 6° de la ley 27.160 que no permitía a un mismo titular recibir prestaciones del régimen de asignaciones familiares y a la vez aplicar la deducción especial por hijo o cónyuge prevista en el Impuesto a las Ganancias.

En los considerandos del decreto se explicó que “la presente medida tiene por objeto implementar una equitativa distribución de los recursos sobre la base del principio cardinal de solidaridad social en atención al uso racional, eficaz y eficiente de los recursos públicos”.

Al mismo tiempo, el Ejecutivo argumentó la decisión en base a que “la República Argentina se encuentra atravesando una situación de inédita gravedad, generadora de profundos desequilibrios que impactan negativamente en toda la población, en especial en lo social y económico”.

El texto oficial que dispone la medida lleva la firma del presidente Javier Milei y de todo su gabinete, y se apoya en que “resulta de carácter urgente para superar la situación de emergencia que afecta a nuestro país”.

Asimismo, el Gobierno justificó que la iniciativa no pase por el Congreso aduciendo que “la particular naturaleza de la situación planteada y la urgencia requerida para su resolución dificultan seguir los trámites ordinarios previstos por la Constitución Nacional para la sanción de las leyes, por lo que el Poder Ejecutivo Nacional adopta la presente medida con carácter excepcional”.

Seguí Leyendo

Economía

Los medicamentos consumidos por adultos mayores suben tres veces más que el resto

Los jubilados y pensionados ya destinan más de un tercio de sus ingresos a comprar fármacos.

Publicado

el

Se estima que esta franja de la población destina entre 20% y 30% de su ingreso a la compra de medicamentos.

Los jubilados y pensionados no sólo están perdiendo la batalla contra la inflación, sino que los productos que más consumen para el cuidado de su salud subieron tres veces más que el resto.

Se estima que esta franja de la población destina entre 20% y 30% de su ingreso a la compra de medicamentos.

Pero el problema se amplifica porque, en enero, en medio de un aumento generalizado del 13,6% que sufrió la canasta de medicamentos, los 10 fármacos más consumidos por los adultos mayores subieron 31% promedio.

La inflación de enero fue de 20,6%. Por encima de ese promedio se contabilizaron aumentos mensuales del 83% y del 45%, según un “Informe sobre los medicamentos más consumidos por las Personas Mayores en la Argentina”.

Se trata de un reporte elaborado por el Centro de Economía Política Argentina (CEPA) junto con la Asociación Latinoamericana de Gerontología Comunitaria (ALGEC) y el Centro de Estudios Políticos para Personas Mayores (CEPPEMA).

De acuerdo con esta investigación, en 2020, cuando comenzó la pandemia, los remedios registraron una suba promedio del 34,6%. En 2021 se alcanzó un 42,9% de incremento, y en 2022 un 82,8%. Mientras que en 2023, la suba en las farmacias fue del 276%, superando largamente al índice de inflación, que cerró el año con un alza del 211%.

Sólo en noviembre se registró una suba del 25,7% y en diciembre el incremento de precios fue de 40,9%, muy por encima de los índices de inflación de 12,8% y 25,5% respectivamente, según el INDEC.

Estas fuertes subas derivaron en una caída del consumo: la venta de medicamentos se derrumbó entre noviembre y enero, según CAME, hasta un 45%, lo que preocupa a los médicos, ya que muchos de los tratamientos en personas mayores son por enfermedades crónicas, por ejemplo las vinculadas a problemas cardíacos.

En distinta magnitud, la merma también fue reconocida por las distintas cámaras que agrupan a los farmacéuticos.

Según Eugenio Semino, defensor de la Tercera Edad, un fenómeno que se está dando es que “el jubilado no consume los remedios según las dosis prescriptas por los médicos sino según lo que puede comprar”.

Entonces, “se automedica, variando la indicación médica y el tratamiento, así, termina no sirviendo”, alertó el ombudsman.

Según el informe del CEPA, “en este contexto, los precios con cobertura de PAMI (que alcanza al 60% de la población mayor del país) resultaron un elemento fundamental para el cuidado de los ingresos de las personas mayores, en tanto registraron aumentos muy por debajo de los que representa los precios de venta al público y del índice general de inflación. Es decir, fueron un ahorro significativo para la población afiliada”.

Medicamentos, tipo de cambio e ingresos
Los laboratorios suelen explicar que, dada la participación de insumos importados en el proceso de producción, los medicamentos deberían acompañar la evolución del tipo de cambio. Según el CEPA, “más allá de la veracidad de esto, lo que se percibe es una disociación respecto de la evolución del tipo de cambio a partir de abril de 2021”.

“Los precios de los medicamentos y los precios médidos en el IPC se disociaron de la evolución del tipo de cambio, alcanzando una brecha significativa”.

Según Hernan Lechter, economista del CEPA, ”cuando no hay movimientos bruscos del tipo de cambio y existe un proceso de apreciación cambiaria, los medicamentos sufren aumentos por encima del tipo de cambio. Además, en las instancias de fuertes devaluaciones, los medicamentos reflejan esas subas instantáneamente cómo se pudo ver en agosto y diciembre de 2023, al igual que en 2019”, explicó.

En cuanto al impacto en los ingresos, el economista señaló que tras el triunfo de Javier Milei, la jubilación mínima sin bonos se redujo 20,1 puntos porcentuales de diciembre de 2023 a enero de 2024 medido en términos de medicamentos (según los precios de venta al publico de PAMI)

Hacia adelante, “se proyectan aumentos del 10% en esta canasta de medicamentos para febrero y marzo 2024, al mismo tiempo que se contempla una actualización del 33,5% de la jubilación mínima en marzo. Con estas hipótesis se registraría una nueva caída de la jubilación mínima sin bonos en febrero de 5,4 puntos porcentuales en relación a enero y una recuperación en marzo que no llega a compensar las sucesivas caídas”.

“La jubilación mínima con bonos sufre una caída de 25,2 puntos porcentuales entre diciembre 2023 y enero 2024 y registraría otra caída de 6,8 puntos de enero a febrero considerando las mismas hipótesis. Teniendo en cuenta un bono de $70.000 para marzo no se llegarían a compensar las pérdidas de poder adquisitivo previas en relación a la canasta de medicamentos”, alertó el reporte.

Seguí Leyendo

Economía

Empleadas domésticas: cómo quedaron las escalas tras los aumentos

Será del 20% en febrero y 15% en marzo, según lo acordaron con el Gobierno nacional. En la nota, los detalles.

Publicado

el

Foto: Ilustrativa

El Gobierno llegó a un acuerdo paritario con la Comisión Nacional de Trabajo en Casas Particulares luego de dos meses de demora y acordó un aumento en dos cuotas que en el acumulado alcanza el 38%.

En ese sentido, se informó que los trabajadores tendrán un 20% de incremento en febrero y otro del 15% en marzo sobre las remuneraciones mínimas.

En septiembre, se había alcanzado una actualización que fijaba un incremento del 34%, que fue repartido en tres meses.

En octubre, ascendió un 12%; en noviembre, lo mismo; y en diciembre, un 10%.

De ese modo, totalizaron un 154% de aumento anual, mientras que la inflación fue del 211,4%.

Personal para tareas generales con retiro:

Febrero 20%

-Por hora: $1.699

-Por mes: $208.509,60

Marzo 15%

Por hora: $1.953,85

Por mes: $239.786,04

Asistencia y cuidado de personas con retiro:

Febrero 20%

Por hora: $1.833,6

Por mes: $231.860

Marzo 15%

Por hora: $2.108,60

Por mes: $266.639

Supervisores con retiro

Febrero 20%

Por hora: $2.050,20

Por mes: $255.791,4

Marzo 15%

Por hora: $2.460,24

Por mesa: $294.160,11

Seguí Leyendo

Clima Sunchales

Sunchales
Thunderstorm
Tormentas
26°C
Apparent: 26°C
Presión: 1016 mb
Humedad: 97%
Viento: 10 km/h S
Ráfagas: 24 km/h
Indice UV: 0
Salida del Sol: 6:54 am
Puesta de Sol: 7:44 pm
 
Publicidad

Tendencia