Contáctenos

Judicial

Lo condenaron a 16 años de prisión por abusar de una menor

Publicado

el

Un hombre de 49 años identificado como Marcelo Gauna fue condenado a 16 años de prisión de cumplimiento efectivo por ser autor de delitos contra la integridad sexual cometidos en fechas previas al año 2017 en San Cristóbal.

Así lo dispuso el juez Hugo Tallarico en el marco de un juicio en el que se abreviaron los procedimientos y que se llevó a cabo en la sala número 1 de la Oficina de Gestión Judicial que funciona en los tribunales de la ciudad cabecera del departamento San Cristóbal.

La fiscal que investigó los hechos es Favia Burella, quien informó que Gauna fue condenado como autor de los delitos de “abuso sexual con acceso carnal reiterado (en un número indeterminado de veces a una menor de 13 años) agravado (por la guarda) en concurso real con corrupción agravada (por mediar intimidación y por ser el autor encargado de la guarda)”.

En forma reiterada

Burella le atribuyó a Gauna actos cometidos en el marco de una familia ensamblada que integraba el condenado con una mujer, los hijos de ella y las hijas que habían tenido en el marco de la unión convivencial que habían constituido.

En tal sentido, la fiscal del MPA relató que “el acusado, con pleno conocimiento y voluntad, abusó sexualmente de una de las hijas de su pareja, sometiéndola a actos de connotación abusiva e incitándola a que adopte una conducta sexual prematura”.

“Una vez consolidado su poder sobre la niña, comenzó a abusar sexualmente con acceso carnal en forma reiterada e indeterminada, aprovechando la situación de convivencia y custodia de la menor”, precisó. “Estos actos provocaron la concepción de un niño y fueron cometidos bajo amenazas de matar a la víctima y a su madre”, concluyó Burella.

 

Fuente: Radio Belgano de Suardi

 

 

Seguí Leyendo
Clic para Comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Judicial

Juicio a los policías de Sunchales: debaten entre “violencia policial” o “pase de facturas”

Este lunes comenzó el juicio por “apremios ilegales” perpetrados en la Comisaria de Sunchales, en octubre de 2019. En la previa a los alegatos de apertura, las defensas de los acusados recusaron al tribunal por estar “contaminado”.

Publicado

el

Foto: Ilustrativa

En la Sala 3 de los Tribunales de Rafaela y con Rafaela Noticias como único medio presente, comenzaron este lunes las audiencias de debate en el marco del juicio oral y público que se le sigue a los policías que se desempeñaban en la Comisaría 3 de la ciudad de Sunchales, acusados por la Fiscalía de “apremios ilegales” contra dos detenidos, en un caso ocurrido en octubre de 2019 y que conmocionó a la opinión pública.

En realidad, el proceso judicial estaba agendado para el lunes de la semana pasada. Pero en ese entonces, un cambio en el enfoque de la acusación y, fundamentalmente, en la calificación legal de los hechos atribuidos (de “torturas” pasó a “apremios ilegales”) hizo que se suspendiera. En la nueva acusación, María Itatí Acevedo, Silvana Sarmiento, Carlos Agustín Manzo, Mauricio Leonardo Ortis y Brian Emanuel González están señalados como coautores del delito de apremios ilegales calificados y la pretensión fiscal es una pena de 4 años. En tanto, a Luciano Martín Gabinetti -quien oficiaba como jefe de la Comisaría 3ª cuando sucedieron los hechos, pero no estaba presente en el lugar-, lo acusó de ser autor de encubrimiento agravado por ser funcionario público. Para éste, la Fiscalía pidió 3 años de prisión.

El reinicio del juicio no fue menos caótico que el anterior encuentro. Es que, a los pocos minutos de comenzado la audiencia, las defensas de los acusados propusieron, por un lado, la suspensión de juicio a prueba y el ofrecimiento de 200.000 pesos como reparación a las víctimas; y por el otro, plantearon la recusación contra el tribunal conformado por los Dres. Bumaguin, Stegmayer y Estévez, a quienes el Dr. Néstor Oroño acusó de estar “contaminados” por las etapas previas del proceso (a consideración del letrado, eso afectaría su imparcialidad a la hora de dictar sentencia). Incluso, disparó también contra la Oficina de Gestión Judicial por considerarla “administrativista” y que sólo le importaba no perder las fechas del juicio”.

Tras casi dos horas de deliberación (para lo que se dictó un cuarto intermedio) los jueces rechazaron esa pretensión, aunque la remitieron a la Cámara de Apelaciones, que deberá expedirse.

“Hace de cuentas que golpeaste un panal de abejas”: la frase de uno de los policías que adelantaba la golpiza a la que iban a ser sometidos los dos detenidos
Zanjada la controversia inicial, Bumaguin le dio la palabra al Fiscal Juan Manuel Puig para que formule su alegato de apertura, que no escatimó en acusaciones contra los funcionarios policiales que lo miraban desde el banquillo de los acusados, adelantándoles que pedirá penas de 3 y 4 años de cárcel.

Una de las primeras frases fue lapidaria: “el aparato policial estaba empeñado en hacerles la vida imposible”. ¿A quién? A dos hermanos, de largo prontuario, señalados como los autores del robo de la moto de uno de los hoy acusados. (la moto nunca se recuperó, pero hoy se ventiló que fue vendida “en la zona de Rosario”, para saldar una deuda por drogas).

Para Puig, esa mañana de octubre, en el interior de la sede policial ubicada en avenida Belgrano al 300, el grupo de policías sometió a las víctimas a una serie de golpes y vejámenes, que dejaron a uno de ellas en el hospital con un corte en el cuello producto de haberla arrojado contra un ventanal. “Se pasaron de rosca y dejaron a un chico en el hospital” les achacó el fiscal en su alocución.

El accionar mafioso de los policías sólo fue posible, dijo Puig, por la etiqueta de enemigos públicos que tienen ambos hermanos y por la predisposición social a la “mano dura” para con los delincuentes.

Antes de cerrar, el acusador sostuvo que la condena que busca lograr debe funcionar como aleccionadora para todo aquel integrante del cuerpo policial que obre mal: “Los policías que abusan de sus funciones van a pagar”, dijo. Y el cierre de su acusación fue mucho más contundente: “democracia, siempre; violencia policial, nunca”.

La Comisaria 3 de Sunchales, donde todo sucedió. Foto: Archivo.

Para el turno de la exposición de las defensas, todas se centraron en rechazar la acusación de Puig y pedir la absolución de sus clientes, tanto Caula como Sartori y Oroño. Incluso, sostuvieron que todo se trató de una mentira, la cual no iba a poder sostenerse por mucho tiempo una vez que se empiecen a ventilar las inconsistencias en el relato tanto de las víctimas de este caso como de sus familiares. El más contundente fue Oroño, quien no dudó en decir que se trató de un “pase de facturas” de “dos enemigos públicos” a los agentes que tantas veces los detuvieron.

Más allá de las declaraciones de impacto de cada una de las partes, por delante queda un juicio que demandará 10 jornadas de debate en las que se escuchará el testimonio de más de 100 personas. En la agenda original, se espera que el 5 de junio se escuchen los alegatos de clausura y dos días después, el 7 de junio, el tribunal dé su veredicto.

Seguí Leyendo

Judicial

Juicio a los policías de Sunchales: ¿Peligra la continuidad del juzgamiento?

La defensa de los imputados recusó al Tribunal, al que acusó de haberse “contaminado” con etapas previas del proceso.

Publicado

el

Foto: archivo

Lo que debía ser la primera jornada del juicio que se le sigue a los policías de Sunchales a los que se los acusa de agredir a dos detenidos, tuvo un paréntesis inesperado, cuando las defensas de los imputados disparó fuerte contra el tribunal que los juzga.

El encargado de la recusación fue el Dr. Nestor Oroño, quien le endilgo a Bumaguin, Stegmayer y Estevez el haberse “contaminado” con etapas previas del proceso. Además, criticó la “visión administrativista” de la justicia rafaelina, a la que sólo le interesa cumplir las fechas fijadas del juicio “en detrimento del Código”.

Seguí Leyendo

Judicial

Prisión preventiva para el acusado de intento de femicidio en Ceres

La medida cautelar fue ordenada a pedido de la fiscal Hemilce Fissore, en una audiencia realizada en los Tribunales de San Cristóbal.

Publicado

el

Foto: Tribunales de San Cristóbal

La fiscal Hemilce Fissore solicitó y se dispuso la prisión preventiva del hombre acusado de cometer un intento de femicidio contra su expareja el pasado sábado en Ceres. La medida cautelar fue ordenada en una audiencia realizada en los tribunales de San Cristóbal.

El acusado, de 41 años y con iniciales JOP, fue imputado por utilizar un arma blanca para atacar a la víctima, quien se encuentra en estado crítico debido a las graves lesiones sufridas en el incidente. El hecho tuvo lugar en una vivienda ubicada en Vera Mugica al 500.

El juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Gabriel Peralta, fue quien dispuso la prisión preventiva luego de evaluar los fundamentos presentados por la fiscalía. A pesar de la oposición de la defensa, el magistrado consideró acreditada la materialidad del hecho y la probabilidad de autoría.

La fiscal Fissore destacó que la víctima logró señalar al agresor como su expareja antes de ser trasladada a un centro de salud. Además, se encontró el cuchillo utilizado en el domicilio del imputado, lo que refuerza la evidencia en su contra.

La fiscal también resaltó que el caso se trata de violencia de género y que la salud de la víctima está en estado crítico, por lo que era necesario resguardar su testimonio y su integridad. Por ello, el juez consideró que existían riesgos procesales y que otras medidas alternativas no eran suficientes.

El acusado enfrenta la calificación penal de homicidio calificado por el vínculo y por haber sido cometido con violencia de género. Se espera que sea llevado a juicio y que se le imponga una pena de prisión efectiva.

Seguí Leyendo

Clima Sunchales

Sunchales
Fog
Niebla
22°C
Apparent: 25°C
Presión: 1010 mb
Humedad: 97%
Viento: 4 km/h S
Ráfagas: 18 km/h
Indice UV: 0
Salida del Sol: 7:30 am
Puesta de Sol: 6:37 pm
 
Publicidad

Tendencia