Contáctenos

Social

Por qué se conmemora hoy el Día de la Bandera

Publicado

el

Desde 1938, cada 20 de junio se honra a la enseña patria. La historia de la creación del símbolo patrio y del prócer que le dio vida.

La fecha fue elegida para honrar al creador de la bandera argentina, Manuel Belgrano, quien murió el 20 de junio de 1820, a los 50 años. Uno de sus mayores legados fue la creación del gran símbolo patrio, al que le dio vida el 27 de febrero de 1812 durante la gesta por la Independencia de las Provincias Unidas del Río de la Plata.

La decisión de celebrar este día fue del entonces presidente Roberto M. Ortiz, que el 8 de junio de 1938 decretó por la Ley 12.361, con aprobación del Congreso, que cada 20 de junio se celebre en Argentina el Día de la Bandera para recordar la gesta de su creador.

La necesidad de crear una nueva bandera para diferenciarse de las otras naciones

En medio de las batallas por la Independencia de la Corona española, el general Manuel Belgrano entendió que existía la necesidad de crear un emblema para distinguir a los ejércitos patrios de las tropas enemigas y que diferenciara al país naciente de todas las naciones.

Además, deseaba que sus soldados tuvieran un símbolo propio que durante las más despiadadas batallas les recordase su juramento de dar la vida por la Patria.


Manuel Belgrano fue abogado, economista, periodista, político, diplomático y militar rioplatense de destacada actuación en la actual Argentina, el Paraguay y el Alto Perú durante las dos primeras décadas del siglo XIX.

Así, e inspirado en su anterior creación, la escarapela —distintivo oficial creado el 13 de febrero de 1812 e instituido por decreto del Primer Triunvirato del 18 de mayo e inspirado en el manto de la Virgen— dio vida a la bandera celeste y blanca.

Esa primera bandera que tenía dos franjas verticales, una celeste (no se conoce cuál era la intensidad del color) y otra blanca, fue enarbolada por primera vez en Rosario en dos baterías de artillería ubicadas en orillas opuestas del río Paraná.

Más tarde, fue establecida por el Congreso de Tucumán como símbolo patrio mediante ley el 26 de julio de 1816: se la dividió en tres franjas horizontales de igual tamaño, de color celeste la superior e inferior y de color blanco la central, a la que se le agregó por ley el llamado Sol de Mayo.

¡Soldados de la Patria! En este punto hemos tenido la gloria de vestir la escarapela nacional que ha designado nuestro Excmo. Gobierno: en aquel, la batería de la Independencia, nuestras armas aumentaran las suyas; juremos vencer a nuestros enemigos interiores y exteriores, y la América del Sur será el templo de la Independencia y de la Libertad. En fe de que así lo juráis, decid conmigo ¡Viva la Patria!

Cronología del uso de la bandera de Belgrano


Belgrano participó en la defensa de Buenos Aires, capital del Virreinato del Río de la Plata, en las dos Invasiones Inglesas —1806 y 1807— y promovió la emancipación de Hispanoamérica respecto de España en apoyo a las aspiraciones de la princesa Carlota Joaquina en la región, aunque sin éxito.

El 13 de febrero de 1812, Manuel Belgrano propone al Gobierno la creación de una “escarapela nacional” con el objetivo de tener, al igual que los cuerpos del Ejército, un distintivo.

Cinco días después, el 18 de febrero, el Triunvirato de Río de La Plata aprueba el uso de la escarapela blanca y celeste, y decreta: “Sea la escarapela nacional de las Provincias Unidas del Río de la Plata, de color blanco y azul celeste…”.

Entusiasmado con la aprobación de la escarapela, el 27 de febrero de ese año, Belgrano diseña una bandera con los mismos colores y la  enarbola por primera vez en Rosario, a orillas del río Paraná. Allí, en las baterías “Libertad” e “Independencia” la hizo jurar a sus soldados.


Bendición de la bandera por Juan Ignacio Gorriti en la iglesia matriz de San Salvador de Jujuy, sostenida por Manuel Belgrano. Óleo de Luis de Servi

Más tarde, Belgrano escribió una carta al Gobierno comunicando lo acontecido. Ese mismo día, el Triunvirato le ordenó hacerse cargo del Ejército del Norte, desmoralizado después de la derrota que sufrieron en Huaqui.

El 3 de marzo de 1812, el Triunvirato responde la carta de Belgrano y le ordena disimular y ocultar la nueva bandera y que, en su lugar, usase la que se usaba en la Capital. La orden se debió a la preocupación por las relaciones con el exterior. Pero, al momento en que la orden salía de Buenos Aires, Belgrano había emprendido la marcha hacia el norte; por esa razón, no se enteró del rotundo rechazo del Gobierno a la nueva bandera.

Ya al frente del Ejército del Norte, el 25 de mayo de 1812 el por entonces Belgrano movilizó a sus tropas hacia Humahuaca. Cuando llegaron a San Salvador de Jujuy, el Ejército a su mando enarboló la bandera en los balcones del ayuntamiento en lugar del estandarte real que presidía las festividades públicas. Allí, la nueva bandera argentina fue bendecida por primera vez.

El 27 de junio de 1812, el Triunvirato ordenó nuevamente a Belgrano que guardara la nueva bandera y le recriminó su desobediencia.

El 18 de julio de 1812, el prócer contestó que así lo haría, diciendo a los soldados que se guardaría la enseña para el día de una gran victoria.

La muerte del General Manuel Belgrano


Manuel Belgrano murió en la pobreza a pesar de que su familia había sido una de las más acaudaladas del Río de La Plata

Manuel José Joaquín del Corazón de Jesús Belgrano falleció luego de que la hidropesía que lo había enfermado meses antes consumió completamente su salud.

Cuenta la historia que luego de ser examinado le pagó al médico escocés Joseph Redhead con un reloj de oro, pero el profesional no aceptó el pago y decidió no cobrarle.

En sus últimos días, el padre de la insignia patria estaba sumido en la más absoluta pobreza y aún así insistió para que el médico aceptara el reloj con cadena de oro y esmalte que le había obsequiado el rey Jorge III de Inglaterra, a modo de intercambio.


Bandera de Macha en la Casa de la Libertad, Sucre, Bolivia. Escoltada (al fondo) por la bandera de la provincia de Tucumán, Argentina, inspirada en sus colores e historia.

Tal como fue su última voluntad, el cuerpo del general fue amortajado con el hábito de los dominicos y llevado al Convento de Santo Domingo donde quedó sepultado en un atrio.

Debido a las carencias económicas de su familia, la lápida de la tumba fue improvisada con el mármol de una de las cómoda de la habitación de Miguel, hermano de Manuel.

Una de sus últimas frases fue de esperanza, a pesar de los malos momentos que atravesaban él y su patria: “Sólo me consuela el convencimiento en que estoy, de quien siendo nuestra revolución obra de Dios, él es quien la ha de llevar hasta su fin, manifestándonos que toda nuestra gratitud la debemos convertir a su Divina Majestad y de ningún modo a hombre alguno”.

 

Fuente: Infobae

 

Seguí Leyendo
Clic para Comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social

Día de la Bandera: por qué legado de Manuel Belgrano sigue siendo actual y por qué nos une

Este jueves se cumplen 200 años de la muerte de un prócer fundamental. Manuel Belgrano. Abogado, militar y político, murió en la pobreza tras dejarlo todo en el camino de la revolución.

Publicado

el

Foto: archivo

El prócer Manuel Belgrano se encuentra indiscutidamente, junto al general José de San Martín, en el panteón de los “Padres de la Patria”.

Sin embargo, no siempre se lo vio así.

Aquí haremos un breve repaso sobre la construcción de su figura como “prócer”. A través de dos ejemplos concretos, y en apariencia sin conexión, intentaremos comprender por qué su gesta y persona hoy en día sigue uniendo argentinos y argentinas.

Esto lo señala en una columna el teniente coronel (r) Claudio Morales Gorleri es doctor en Historia, miembro de número del Instituto Argentino de Historia Militar, del Instituto Nacional Belgraniano y de la Academia Nacional Sanmartiniana.

Del olvido a la reivindicación

La construcción de un prócer no siempre es una tarea fácil para los países. En la mayoría de los países latinoamericanos esto resultó más sencillo ya que contaron con figuras heroicas que fortalecieron y animaron las jóvenes identidades nacionales: Bolívar, O’Higgins, Artigas, Sucre, entre otros. En la República Argentina, que luego de su independencia en 1816 contó con casi medio siglo de luchas intestinas, sólo San Martín fue tibiamente indiscutido como prócer y héroe nacional.

Pero para el caso de Belgrano se necesitó de un rescatista: Manuel José Joaquín del Corazón de Jesús Belgrano, que murió enfermo, pobre y olvidado un 20 de junio de 1820 en una agitada Buenos Aires, sólo comenzó a tener un reconocimiento indiscutido a partir de la obra magna de Bartolomé Mitre – Historia de Belgrano – a mediados del siglo XIX. Esta obra lo posicionó como un ejemplo a seguir en la joven república que quería dejar atrás sus guerras civiles. A partir de allí, se rescataron y revalorizaron escritos y acciones que dejó Belgrano para la posteridad. Su legado nos sigue sorprendiendo y enseñando.

Los aportes que engrandecen su imagen surgen de su experiencia de vida: en primer lugar, su estadía universitaria en Europa y su contacto con las ideas liberales revolucionarias. Luego, durante su labor centrada en lo económico y comercial como secretario del Real Consulado de Buenos Aires bajo la corona española. Y, por último, durante su rol como revolucionario durante la “Semana de Mayo” y posterior comandancia de las tropas independentistas en el litoral y norte argentinos. Si algo surge de este último período es que no fue infalible: tuvo errores y desaciertos al mando del Ejército del Norte, pero se sobrepuso a ellos. Representa la figura del héroe, aquel que deja todo por una causa más grande y valiosa. Incluso, que el valor de su propia fama y vida.

Con el comienzo del proceso de construcción del Estado nacional hacia el último cuarto del siglo XIX, y en la búsqueda de la definición de lo que era “ser argentino”, su figura fue instalándose en la liturgia patria, en las escuelas y en los edificios públicos… o en revistas infantiles como Billiken que contribuyeron al proceso. Otros “Hombres de Mayo” también fueron utilizados al comienzo de esta construcción. Por ejemplo, durante fines del siglo XIX y principios del siglo XX, se revindicaron también como próceres a Rivadavia, Saavedra o Moreno. De todas maneras, San Martín y Belgrano resistieron en el panteón compartiendo un lugar indiscutido. Sortearon las corrientes historiográficas y los vaivenes ideológicos. Estos últimos, con más emocionalidad que racionalidad, siempre buscaron – y buscan – remodelar los relatos sobre la identidad nacional amoldándolos a sus intereses.

A continuación, intentaremos comprender por qué el legado de Belgrano sigue siendo importante para los problemas de nuestro país. Es decir, cuestiones planteadas en el pasado que pueden traerse al presente.

Una mente progresista del pasado que nos sirve para el presente

Veamos un ejemplo de por qué su figura une a iguales y diferentes: si nos preguntamos qué pueden tener en común un empresario industrial de corte nacionalista y un militante del cannabis sativa, la respuesta de esa unión tal vez sea Belgrano. Para el primer caso, es porque se lo reconoce al creador de la bandera cómo el primer economista argentino.

Su obra económica, desde traducciones, hasta artículos en el Correo del Comercio (1811), son un compendio de teoría económica donde proyectaba una visión proteccionista sobre la producción local. Es decir, si bien la Revolución Industrial aún era algo reciente, Belgrano proponía agregarle valor a la base agrícola-ganadera de la producción local, protegerla y así competir con los productos extranjeros.

Por otro lado, postulaba la industrialización del cáñamo (Cannabis sativa): esta planta, además de sus usos recreacionales y medicinales, tiene muchos usos en la industria textil y de la celulosa, dos cosas que a principios del siglo XIX se importaban justamente de España. De más está decir que cuando Belgrano postuló estas ideas en la época colonial encontró una fuerte resistencia por parte de la metrópolis, que vio allí un germen de autosuficiencia y competencia con sus productos. No se equivocaron.

Por un lado, la defensa de la industria nacional y su independencia frente a las imposiciones de los mercados extranjeros. Por el otro, el uso de un recurso natural con valor agregado. Y, además, biodegradable. ¿Acaso no son debates actuales?

El legado de Belgrano no reside solo en sus aportes económicos o en la creación de la mayor insignia patria: tenía una visión humanitaria y progresista sobre el rol activo de la mujer en la sociedad y sobre las desigualdades sufridas por los pobres, que debían saldarse con políticas inclusivas y no solo con caridad.

También, otra centrada en las raíces locales americanas: Belgrano sabía que la primera sangre derramada en estas tierras fue la de los pueblos originarios y que era preciso reivindicarla. Por esta razón, frente a la Europa monárquica que se levantaba contra los pueblos revolucionarios americanos tras el derrocamiento de Napoleón – déspota para unos, revolucionario para otros-, postuló la creación de una Monarquía Inca. De esta manera, les otorgaba centralidad política a los nativos, aquella que habían perdido tras la llegada de los españoles. La propuesta, si bien recibió el apoyo de José San Martín y de Martín Miguel de Güemes – otro prócer recientemente revindicado –, no logró la adhesión total del Congreso de Tucumán de 1816.

Por último, cabe mencionar la relación entre María Remedios del Valle – una parda liberta – y Manuel Belgrano. Él la reconoció como “Madre de la Patria” por su valentía a la hora de alentar y cuidar de las tropas tras las victorias de Salta y Tucumán (1812), y las derrotas de Vilcapugio y Ayohuma (1813). Aunque su reconocimiento como capitana estuvo en el olvido muchos años, recientemente se le concedió a Remedios — que había perdido a toda su familia en aquellas luchas — un lugar destacado en la memoria de la gesta emancipadora.

Mas allá de lo anecdótico de su vida, aquel reconocimiento de Belgrano nos permite retomar, en el presente, la figura de Remedios para representar una causa más general: la del sacrificio de miles de varones y mujeres —las más desplazadas— anónimos por aquellos años: gauchos, “indios”, tejedoras, cocineras, concubinas, soldados y guerreras. Pero, sobre todo, para la memoria de los afroargentinos – esclavos, libertos y nacidos en libertad-, que se vieron desplazados de la historia oficial.

Belgrano también los une, nos une.

Seguí Leyendo

Social

Elijo creer: dicen que Messi está en el nuevo billete de $ 10.000

Los detallistas que se dedicaron a analizar en detalle el último producto del Banco Central, se dieron con lo que consideran una sorpresa.

Publicado

el

Elijo creer: dicen que Messi está en el nuevo billete de $ 10.000

El Banco Central de la República Argentina introdujo un nuevo billete de $ 10.000 en circulación hace pocas semanas.

El billete en cuestión presenta en su anverso a dos figuras históricas argentinas, Manuel Belgrano y María Remedios del Valle, mientras que el reverso exhibe una representación artística de la Jura de la Bandera de 1812.

En internet, usuarios argentinos comenzaron a difundir una peculiar observación: la presencia de un personaje en el billete que asemeja a Lionel Messi.

Según estos usuarios, Messi estaría representado como uno de los soldados del Ejército del Norte, figurando junto a las imágenes de Belgrano y del Valle.

En la parte frontal del billete, las imágenes de María Remedios del Valle y Manuel Belgrano dominan el diseño.

Por otro lado, el detalle que capturo la atención de muchos se encuentra en la recreación artística del reverso, donde el anónimo soldado con rasgos que recuerdan a Lional Messi generó curiosidad y especulaciones.

Las redes sociales no tardaron en reaccionar a esta coincidencia, con varios usuarios expresando su asombro y humor ante la idea.

Un usuario destacó en la plataforma X: “Pusieron a Messi camuflado con barba en el billete de 10.000. El mejor gobierno de la historia”, mientras que otros simplemente expresaron su entusiasmo con un “elijo creer”.

Seguí Leyendo

Social

Festejo del Primer Aniversario de la Comisión de Mujeres Empresarias Sunchales

La Comisión de Mujeres Empresarias de Sunchales, celebró su Primer Aniversario, Nuestra Sede se vistió de fiesta, con más de 150 personas que se compartieron un encuentro fraternal y delicioso, saboreando gustos y bebidas de empresas de la ciudad, disfrutando de un rincón creado para la noche, y habiendo sido afortunados de escuchar en vivo y directo a un hacedor generoso y con humildad única, como lo es Néstor Carlos Abatidaga.

Publicado

el

Nos compartió con una entereza y empatía, durante una hora, anécdotas, emociones, sabiduría, todo un regalo para el primer año de vida y la inspiración que se necesita en tiempos como los que corren.

Se destacó en el público Juan Carlos Lattanzi hacedor industrial, artífice con el invitado de la noche, de varias acciones en pos del crecimiento de la ciudad y la conformación de Sunchales en su esplendor.

Todo esto ha generado un ámbito propicio para fijar nuevos objetivos y motivación en la GREMIAL EMPRESARIA, que ha celebrado este espacio de encuentro y camaradería.

La presidente de la Comisión, Laura Poletti, agradeció a quienes acompañaron con compromiso y pasión por hacer. El equipo está consolidado, ha definido el recorrido y la construcción de valor que quiere llevar adelante, destacando tres ámbitos donde el impacto ya se ha manifestado: i) en cada una de las artífices del equipo, descando sus habilidades propias, ii) en el entorno familiar / empresarial de cada una de ellas, y iii) en la comunidad institucional, educativa y de redes, por los ejes que se han definido.

Con la claridad de objetivos en: formación laboral, generación de fuentes de trabajo, comunicación de valor, encuentros de networking, construcción de redes y puentes con la región; se refuerza el compromiso para seguir adelante en un liderazgo que genere los contextos para “hacerlo posible”.

Desde ya agradecemos la presencia de instituciones, autoridades, periodistas, familiares, amigos, todos dijeron presente para ratificar que la construcción es en equipo.

La comisión está abierta a recibir consultas, charlas, ideas y propuestas de quienes quieran sumarse y ser parte.

Seguí Leyendo

Clima Sunchales

Sunchales
Overcast
Previsión
19°C
Apparent: 21°C
Presión: 1006 mb
Humedad: 94%
Viento: 13 km/h SSE
Ráfagas: 34 km/h
Indice UV: 0
Salida del Sol: 8:03 am
Puesta de Sol: 6:12 pm
 
Publicidad

Tendencia